El-Amor-Protector-de-Una-Madre

El Amor Protector de Una Madre

Magdalena Ramos

Se dice que había un reo que iba a ser sacrificado cuando la campana de la iglesia tocara a las doce del mediodía, caminaron con el hasta la plaza del lugar y al prepararse para sacrificar al reo; trataron de tocar la campana, pero no sonó. ¡Una y otra vez y no sonó! Cuando fueron a revisar porque no había sonado, para su sorpresa la madre del reo se había abrazado fuertemente al péndulo para que no sonara y así su hijo no fuera sacrificado… cuando la bajaron de la campana, la madre estaba moribunda y solo decía salvé a mi hijo, si lo salvé.

El amor de una madre siempre está dispuesto al sacrificio, no importa como sean los hijos; ese amor solo se compara al amor de Jesús cuando se dio en sacrifico por nuestra culpa, entregando todo por nosotros. Él lo hizo voluntariamente por amor a la humanidad.

´´Si tienes una madre todavía, agradécele al Señor que te ama tanto, pues no todo mortal contar podría dicha tan grande ni placer tan santo´´.